968 44 28 34

Alameda Constitución Edf Europa Local 21

info@fisioterapialorca.com

Horario de 08:00h a 14:00H y de 16:00H a 20.00H  

¿Quién es el fisioterapeuta pediátrico?

El fisioterapeuta pediátrico es un profesional de la fisioterapia especializado en el desarrollo del niño, requiriendo para ello de formación concreta en este campo, pues son necesarias unas competencias y práctica muy específicas.

¿Qué casos pueden ser atendidos por un fisioterapeuta pediátrico?

Niños de prevención:
Los que padecieron o padecen enfermedades crónicas, hospitalizaciones, riesgo social, sin otras problemáticas.
Aquellos que presentan anomalías transitorias, para de evitar alteraciones posturales o malos hábitos al moverse.
Aquellos con alto riesgo biológico, sin afectación neurológica (frecuentemente prematuros).

Niños con afectación cerebromotriz (más comúnmente conocida como parálisis cerebral).
Niños con patologías neurológicas distintas a la parálisis cerebral: traumatismo craneoencefálico, espina bífida, etc
Niños con enfermedades neuromusculares: atrofia muscular espinal, distrofia muscular de Duchenne…
Niños con síndromes que cursan con patología motora: Down, Rett, Wolf, Angelman…
Niños que padecen patología músculo-esquelética: acondroplasia, enfermedad de Perthes, artrogriposis, luxación congénita de caderas, escoliosis, tortícolis congénita, alteraciones de la forma del cráneo de origen posicional (plagiocefalia….), etc.

¿Cuáles son los objetivos de la fisioterapia en la infancia?

1. Ayudar al niño a alcanzar su máximo potencial de independencia.
2. Favorecer que participe en las actividades de la vida diaria ya sea en casa, en el colegio o en la comunidad.
3. Proporcionar apoyo a la familia, caminando juntos, con objetivos compartidos.
4. Colaborar de modo interdisciplinar con el resto de profesionales que atienden al niño y su familia: sanitarios, educacionales y sociales.

¿Cuáles son nuestras herramientas?

Una buena comunicación con el niño y sus familiares, para comprender lo mejor posible su situación biopsicosocial y ajustar el tratamiento a sus necesidades y motivaciones.
Aplicar la estrategia terapéutica más adecuada a la situación del niño.
Asegurarnos de que la familia y el niño, si es mayorcito, han entendido y están de acuerdo con los objetivos de trabajo y conocen cómo conseguirlo a través de las actividades que planteemos de forma conjunta con ellos. Ello nos garantizará una mayor adherencia al tratamiento.
Reevaluar los resultados en función de los objetivos propuestos.

¿El niño sano y su familia, pueden beneficiarse de la ayuda de un fisioterapeuta?

Por supuesto: La fisioterapia tiene una importante labor preventiva y educativa. El fisioterapeuta pediátrico también puede ayudar a los padres del niño sano cuando el bebé es muy pequeñito e incluso antes de que haya nacido, a través de talleres donde se les enseña cómo manejar al bebé correctamente, cómo favorecer el desarrollo a través del juego en el suelo, cómo transportarle, qué posturas evitar (durante la alimentación, el sueño, el juego), todo ello para proporcionarle un adecuado feedback sensorial y ofrecerle oportunidades de aprendizaje en las condiciones más óptimas posibles.